Granfutbol.com Fútbol

Reglas del fútbol, reglamento de juego, normas futbolísticas, dimensiones del campo, terreno de juego, normativa del fútbol, reglas de la FIFA, IFAB.

Fútbol

Niño jugando fútbol
El fútbol es muy popular entre niños y adultos.

REGLAS DE JUEGO

Hay diecisiete normas en las Reglas del Juego oficiales. Las mismas normas están diseñadas para aplicarse a todos los niveles de fútbol, aunque se permiten ciertas modificaciones para grupos como juniors, seniors o mujeres. Las reglas se dividen a menudo en términos amplios, lo que permite la flexibilidad en su aplicación dependiendo de la naturaleza del juego. Además de las diecisiete reglas, las numerosas decisiones de la International Football Association Board (IFAB), y otras directivas, contribuyen a la regulación del fútbol. Las reglas completas y detalladas pueden encontrarse en el sitio web oficial de la FIFA.

Jugadores, equipamiento y árbitros

Cada equipo consiste de un máximo de once jugadores (excluyendo a los suplentes), uno de los cuales debe ser el guardameta. Las reglas de la competición pueden establecer un número mínimo de jugadores requeridos para constituir un equipo, que generalmente es de siete. El guardameta es el único jugador al que se le permite jugar el balón con las manos o los brazos, pero sólo dentro del área de penalti situada en frente de su propia portería. Aunque hay varias posiciones en las cuales el entrenador puede situar a los jugadores de campo (todos menos el portero), estas tácticas y estrategias no están definidas ni requeridas por las reglas.

En cuanto al equipamiento básico, los jugadores deben vestir camiseta, pantalón corto, calcetines, botas y espinilleras. Está prohibido vestir o usar cualquier objeto que sea peligroso para ellos mismos u otro jugador (incluyendo joyas o relojes). El portero debe vestir con ropa que se distinga fácilmente de la que llevan el resto de jugadores y los árbitros.

Un determinado número de jugadores puede ser reemplazado por suplentes durante el transcurso del juego. El número máximo de sustituciones permitidas en la mayoría de las ligas nacionales e internacionales es de tres jugadores, aunque este número puede variar en otras ligas o en partidos amistosos. Las razones comunes para la sustitución incluyen lesiones, cansancio, poca efectividad, cambio táctico o como forma de perder tiempo al final del partido. En los partidos de adultos normales, un jugador que ha sido sustituido no puede volver al partido.

El juego está controlado por un árbitro, que tiene "completa autoridad para aplicar las Reglas del Juego en conexión con el partido para el que ha sido asignado" (Regla 5), y sus decisiones son definitivas. El árbitro está asistido por dos asistentes. En muchos partidos de alto nivel hay también un cuarto árbitro (y en la Copa del Mundo un quinto), que asiste al árbitro y puede reemplazar a cualquiera de los colegiados si es necesario.

Terreno de juego

Campo de fútbolDebido a la formulación original de las reglas en Inglaterra, y a la primigenia supremacía de las cuatro asociaciones de fútbol británicas dentro de la IFAB, las dimensiones normales de un campo de fútbol se expresaron inicialmente en unidades imperiales. Ahora, las dimensiones se expresan en unidades métricas equivalentes (seguidas por las unidades tradicionales entre corchetes).

La longitud del campo rectangular (terreno de juego), especificada para los partidos de adultos internacionales, está en el rango de 100-110 metros, y el ancho en 64-75 metros. Los campos para partidos no internacionales pueden ser de 90-120 metros de longitud y 45-90 metros de ancho, procurando que el terreno de juego no llegue a ser cuadrado. Las líneas que limitan el terreno a lo largo se llaman líneas de banda o laterales, mientras que los márgenes más cortos se llaman líneas de gol. Centrada en cada línea de gol se sitúa una portería rectangular. Los bordes internos de los postes verticales de la portería deben estar separados 7.32 metros, y el borde inferior del travesaño horizontal que soporta los postes debe estar a 2.44 metros sobre el suelo. Normalmente se sitúan redes detrás de la portería, pero no son requeridas por las Reglas de Juego.

En frente de cada portería se encuentra un área del campo conocida como área de penalti. Este área tiene un determinado número de funciones, de las cuales la más importante es señalar dónde puede el portero coger el balón con las manos y dónde se considera penalti la falta cometida por un miembro de la defensa del equipo contrario.

El campo tiene otras marcas y áreas definidas.

Duración y métodos de desempate

Un partido de fútbol tiene dos períodos de 45 minutos cada uno, conocidos como "primer tiempo" y "segundo tiempo". Cada parte se juega de forma contínua sin parar el reloj cuando se interrumpe el partido; sin embargo, el árbitro puede añadir tiempo al final de cada período si hay paradas significativas durante los mismos. Entre períodos hay un descanso de 15 minutos. El árbitro es el que controla oficialmente el tiempo y puede alargar los períodos si hay situaciones en las que se pierde tiempo como las que causan las sustituciones, la asistencia médica a lesionados u otras paradas. Este tiempo añadido queda a criterio exclusivo del árbitro. Hacia el final del partido, el árbitro le señala con la mano al cuarto árbitro (si lo hay) cuántos minutos va a añadir, y éste informa a los jugadores y espectadores mostrando en alto un tablero con el tiempo. Este tiempo previamente señalado puede volver a ser ampliado por el árbitro si lo considera oportuno.

En partidos de liga se pueden producir empates, pero en algunas competiciones eliminatorias es necesaria una prórroga si no hay un ganador al final del tiempo reglamentado; esta prórroga consiste de dos períodos de 15 minutos. Si el partido sigue empatado después de la prórroga, algunas competiciones permiten el uso de tandas de penaltis (conocido oficialmente en las Reglas del Juego como "faltas desde el punto de penalti") para determinar qué equipo pasará a la siguiente fase del torneo. Los goles marcados durante la prórroga cuentan en el resultado final del partido, pero no así los goles de desempate marcados durante la tanda de penaltis.

Las competiciones donde hay dos rondas (en las cuales cada equipo juega en casa una vez) pueden usar la regla del valor doble de los goles fuera de casa en caso de empate. Si el resultado es igual después de este cálculo, es necesario recurrir a una tanda de penaltis, aunque en algunas competiciones puede requerirse un partido de desempate.

A finales de los 90, la International Football Association Board (IFAB) experimentó con formas de evitar las tandas de penaltis porque a menudo este método se considera poco deseable para determinar el resultado del partido. Una de las formas es finalizar el partido cuando se produce el primer gol en la prórroga (conocido como "gol de oro"), o si un equipo logra la victoria al final del primer período de prórroga (gol de plata). El gol de oro fue usado en la Copa del Mundo de 1998 (Francia) y 2002 (Japón-Corea del Sur). El primer partido de la Copa del Mundo que se decidió por un gol de oro fue la victoria de Francia sobre Paraguay en 1998. En la Eurocopa de 1996, fue Alemania la primera nación en marcar un gol de oro en una competición importante, batiendo a la República Checa al final. El gol de plata se usó en la Eurocopa de 2004 (Portugal). Sin embargo, estas experiencias fueron interrumpidas por la IFAB.

Balón en juego e interrupciones

Según las reglas, los dos estados básicos durante el juego son el de balón en juego y balón no en juego . Desde el comienzo de cada período de juego, con el saque de centro (golpear el balón con el pié desde el punto central), hasta el final del primer período, el balón se considera en juego en todo momento excepto cuando sale del campo o el juego es interrumpido por el árbitro. Cuando el balón no está en juego, puede volver a ponerse en juego de alguna de las siguientes maneras:

  • Saque de centro: desde el círculo central, después de un gol del equipo contrario o para empezar cada período de juego.
  • Saque de banda: desde alguna de las dos líneas de banda, cuando el balón ha traspasado completamente la línea de banda, siendo sacado por el equipo contrario al que tocó por última vez el balón antes de que saliera.
  • Saque de portería: desde el área de meta, cuando el balón ha traspado completamente la línea de gol sin que se haya marcado gol, si ha sido tocado antes por un atacante; lo saca el equipo defensor (a menudo el portero).
  • Saque de córner: desde las esquinas, cuando el balón ha traspasado completamente la línea de gol sin que se haya marcado gol, si ha sido tocado antes por un defensor; lo saca el equipo atacante.
  • Libre indirecto: desde el punto donde se cometa la falta. Se concede al equipo contrario debido a faltas que no sean punibles, ciertos tipos de infracciones técnicas o cuando el árbitro para el juego con objeto de sancionar sin que se haya cometido una falta específica. No se puede marcar gol de forma directa mediante el libre indirecto.
  • Libre directo: desde el punto donde se cometa la falta. Se concede debido a faltas punibles.
  • Penalti: desde el punto de penalti. Se concede tras una falta, normalmente punible, ocurrida dentro del área de penalti.
  • Saque neutral: desde el punto donde estaba el balón al interrumpir el partido. Ocurre cuando el árbitro para el partido por cualquier otra razón a las expuestas (por ejemplo, lesión grave de un jugador, interferencia de una tercera parte o balón defectuoso).

Faltas y mala conducta

Tarjeta amarilla
Tarjeta roja
Los jugadores son advertidos por el árbitro con tarjeta amarilla, y expulsados por roja.

Una falta se produce cuando un jugador comete una infracción específica listada en las Reglas del Juego mientras el balón está en juego. Las infracciones que constituyen falta se encuentran especificadas en la Regla 12. Ejemplos de faltas punibles son tocar el balón con la mano, empujar a un oponente, zancadillear al contrario, agarrar, etc.

El árbitro puede sancionar a un jugador o suplente por mala conducta con una advertencia (tarjeta amarilla) o bien expulsarle (tarjeta roja). Una segunda tarjeta amarilla en el mismo partido provoca una tarjeta roja y, por tanto, la expulsión. La mala conducta puede ocurrir en cualquier momento, y aunque las infracciones en este sentido están listadas en las reglas, las definiciones son amplias. En particular, la infracción por "comportamiento no deportivo" puede ser usada para tratar la mayoría de los eventos que violan el espíritu del juego, incluso si no están listadas como infracciones específicas. Los entrenadores y la plantila de apoyo pueden ser también expulsados del campo y sus alrededores por el árbitro si incurren en mala conducta.

El árbitro puede permitir la continuidad del juego aunque haya una infracción si con ello beneficia al equipo sobre el que se ha cometido; esto se conoce como "ley de la ventaja". El árbitro puede sancionar a posteriori la infracción original si la ventaja anticipada no se produce dentro de un período corto de tiempo, que suele ser de cuatro o cinco segundos. Incluso si una infracción no es penalizada a causa de la ley de la ventaja, el infractor puede ser sancionado por su mala conducta en la siguiente interrupción del juego.

Fuera de juego

La regla del fuera de juego intenta evitar que los jugadores atacantes permanezcan siempre delante del balón (es decir, más cerca de la línea de gol del oponente). El árbitro interrumpirá el juego y dará el balón al equipo contrario si, al enviarle el balón un compañero de equipo, un atacante no está detrás de al menos dos defensas (o un defensa y el portero). No se tiene en cuenta el fuera de juego si el atacante parte de su propia mitad del campo.

Editor: GFDL, v.o., Granfutbol.com, 2007.



Mapa de sitio | Editor: Guillermo Pérez | Política de privacidad y cookies | Aviso legal | ©2007-2017 Granfutbol.com